Indemnización por accidente: la OCU advierte de valoraciones a la baja

Indemnización seguros (1)

Aunque no es la primera vez que oímos hablar de indemnizaciones en caso de accidente que no se ajustan al daño real del vehículo, con compañías de seguros que justifican continuamente sus peritaciones en función de criterios muy variables y de difícil comprensión en ocasiones, la OCU ha vuelto a advertir sobre este problema afirmando que en los siniestros entre vehículos el valor obtenido como compensación por los daños es probable que no sea todo lo justo que debiera. Además, la indemnización no suele ser suficiente para cubrir los daños del vehículo.

Ésta es, según la organización de consumidores, una práctica cada vez más habitual entre aseguradoras que no paran de recibir reclamaciones por parte de sus clientes relacionadas con este tipo de actuaciones. Concretamente, durante el último año se han registrado más de 110.000 incidencias, muchas de ellas por esta causa.

indemnización por accidente

El problema principal y origen del mismo son los convenios entre aseguradoras, que tienen como objetivo agilizar y reducir costes en las reparaciones e indemnizaciones en caso de siniestro, y según los cuales cada compañía se ocupa de hacerse cargo de manera inicial de los gastos materiales de sus clientes, con independencia de en quién recaiga la culpabilidad. En principio, puede parecer una manera de acelerar el proceso que beneficia al cliente, pero se ha demostrado que esa rapidez se traduce en una valoración del daño insuficiente como norma general. Las compañías ajustan al final del ejercicio sus “cuentas pendientes” en función de la siniestralidad de sus clientes y de quién tenga la culpa finalmente.

Por todo esto, la OCU recuerda cómo actuar en este tipo de situaciones en las que consideremos que el valor de indemnización que ofrece la aseguradora no es suficiente para cubrir los gastos del vehículo. Lo primero que la organización aconseja es no aceptar la valoración inicial y solicitar un aumento proporcional al daño real:

indemnización accidente conductor culpable

  1. Durante los siete días siguientes al siniestro comunicar el parte a la aseguradora, y exigir también que hagan una oferta de indemnización aportando los datos en los que se basan para fijar la cantidad ofrecida. Si el seguro se ha contratado por medio de un mediador es conveniente acudir a él ya que su intervención puede mejorar el valor final.
  2. Si el importe sigue siendo insuficiente, realizar un escrito al servicio de atención al cliente afirmando el derecho a la reparación íntegra del daño según el Código Civil, el uso de la garantía de reclamación de daños para designar abogados que no pertenezcan a la compañía y exigiendo servicios como el coche de sustitución (en caso de que proceda) que les supondrá mayor coste cuanto más tiempo tarden.
  3. Transcurrido un mes sin respuesta o con respuesta no convincente, quedará la vía de reclamar ante la Dirección General de Seguros. En este caso es conveniente realizar una segunda peritación, pero solo será rentable si la cantidad exigida supera considerablemente la ofrecida por la aseguradora.
  4. Por último, si la reclamación no da el resultado esperado habría que valorar ir a juicio usando la cobertura de reclamación jurídica, aunque habrá que pagar primero la reparación del siniestro para luego reclamar lo que realmente haya costado

¿Quieres participar? Escribe un comentario ahora.