Delitos de tráfico por los que puedes ir a la cárcel

493773-control-guardia-civil

Desde que en diciembre del año pasado se reformara el Código Penal y se castigaran con penas de prisión las infracciones de tráfico más graves, se han contabilizado cerca de un millón de delitos contra el tráfico y hay más de 1.000 conductores en la cárcel cumpliendo penas por delitos contra la seguridad vial.

 

¿QUÉ DELITOS PUEDEN LLEVARTE A PRISIÓN?

Exceso de velocidad: Superar la velocidad permitida en 60 km/h en vías urbanas y en 80 km/h en vías interurbanas supone una pena de entre tres y seis meses de cárcel. Además de una multa y la retirada del permiso de conducir de uno a cuatro años y trabajos de ayuda a la comunidad.

Consumo de alcohol y drogas al volante: Si la cifra en aire espirado supera los 0,60 mg/l o si se conduce bajo los efectos de drogas y estupefacientes, la sanción es de tres meses de cárcel.
Además se paga multa d, trabajos de ayuda a la comunidad durante 31/90 días y retirada del permiso entre uno y cuatro años.

Conducción temeraria: Conducir a velocidades o con tasas de alcohol superiores a las consideradas como delito. En estos casos la pena de prisión oscila entre seis meses y dos años, más la retirada del permiso de conducir entre uno y seis años. Conducir con desprecio manifiesto a la vida de los demás eleva la pena mínima de prisión a dos años y la máxima a cinco años. Además, en estos casos se requisa el vehículo y el conductor se enfrenta a una multa de entre 12 y 24 meses y la retirada del permiso de conducir hasta 10 años.

Conducir de forma temeraria pero sin poner en peligro la vida de terceros conlleva penas de cárcel de uno a dos años, multa de seis a 12 meses y retirada del permiso de seis a 10 años. Aquí también el vehículo es requisado.

Negarse a pasar un control: Si la Guardia Civil te da el alto y te niegas a realizar el test de alcohol o drogas estarás cometiendo un delito que se castiga con penas de entre seis meses y un año de cárcel. También te pueden retirar el carnet hasta cuatro años.

Crear riesgo para la circulación: Si los agentes de tráfico consideran que tu comportamiento supone un riesgo para la circulación te pueden acusar de un delito de tráfico que te puede llevar a la cárcel entre tres y seis meses.

Conducir sin carné: Perder todos los puntos del permiso o conducir después de que un juez te haya prohibido hacerlo es un delito. También lo es ponerse al volante de un coche si nunca te has sacado el permiso o si está caducado. La pena es de cárcel entre seis meses y dos años, el pago de una multa hasta dos años y trabajos de ayuda a la comunidad entre 31 y 90 días.

1537530311_537530305-op-papelotes-toledo-editada.imagen-fija002

 

Ahora bien, no todos los conductores condenados terminan en la cárcel. El Código Penal establece la posibilidad de que el juez permita no entrar en la cárcel a conductores que hayan sido condenados a menos de dos años de prisión siempre y cuando no tengan antecedentes penales. Pero aquí hay que resaltar la palabra “POSIBILIDAD” porque, si el juez quiere, acabarás en prisión.

 


¿Quieres participar? Escribe un comentario ahora.