¿Cuándo prescriben las multas?

como-recurrir-multa-de-trafico

¿Cuándo prescriben las multas de tráfico? O mejor aún, ¿qué es la prescripción?

La prescripción es una garantía con la que cuentan los ciudadanos que fija un plazo para evitar que una infracción le persiga de por vida.

Pero antes que nada, debes de saber que hay dos tipos de prescripción:

De la acción: el tiempo que se tiene para perseguir una infracción.

Del tiempo para ejecutar la multa: cuando, una vez cometido el delito, el tiempo pasa y no se denuncia.

Veamos cuándo prescribe una multa de tráfico en cada uno de los casos.

2017_12_13_multaaparcar

Prescripción de la acción

La prescripción dependerá de la gravedad de la infracción.

Las leves prescriben a los tres meses. 

Las graves o muy graves a los 6.

Aquí debe de tenerse en cuenta que para poner una sanción hay 3 requerimientos imprescindibles: identificación del conductor, notificación de la denuncia y resolución sancionadora. Y cada vez que se cumpla cada uno de los requerimientos el contador de los 3 o 6 meses se pondrá a cero. Es decir, cuando la Administración requiere la identificación del conductor comienza la cuenta de los meses. Una vez el conductor se identifica, la cuenta vuelve a cero y así con el resto de requerimientos.

 

Prescripción de la ejecución

Una vez que se dicta la resolución, existe un tiempo para que se ejecute, para emitir la multa. Esta prescripción de la multa es de cuatro años.

¿Y la caducidad?

La caducidad es otro mecanismo que sirve de garantía para el ciudadano y trata de evitar que una infracción pueda perseguirle de por vida.

La diferencia con la prescripción es que la caducidad tiene un plazo inexorable de un año. (es decir, que el contador no se pone a cero con cada uno de los pasos que se deben dar en el expediente sancionador). La caducidad empieza a contabilizar los días desde el inicio del expediente, con lo que puede darse el caso de que un infracción no haya prescrito pero sí caducado.


¿Quieres participar? Escribe un comentario ahora.