Adiós al motor de origen Renault en el Mercedes A 180 d

Mercedes-Benz A 250 e, designo mountaingrau magno, Leder schwarz/flamencorot;Kraftstoffverbrauch gewichtet 1,5-1,4 l/100 km, CO2-Emissionen gewichtet 34-33 g/km, Stromverbrauch gewichtet 15,0-14,8 kWh/100 km*Mercedes-Benz A 250 e, designo mountain grey magno, Leather black/flamenco red;Weighted fuel consumption 1.5-1.4 l/100 km, weighted CO2 emissions 34-33 g/km, weighted power consumption 15.0-14.8 kWh/100 km*

A lo largo de la historia del automóvil, especialmente durante las últimas dos décadas, ha sido habitual que los fabricantes de automóviles compartan tecnologías y propulsores con el objetivo de abaratar costes y facilitar los procesos en factorías. Normalmente dichas alianzas no generan polémica por considerarse razonables, pero en ocasiones el público no lo ve bien por la repercusión que tiene en ciertos modelos de prestigio. Un claro ejemplo es el del Mercedes Clase A en su variante diésel de 1.461 cm³ (con potencias de 109 y 116 CV) que venía equipada con motor de origen Renault y que no gozó de mucha aceptación entre los tradicionales clientes de marcas premium.

A180d (4)

Mercedes Benz

En realidad, no existe una razón objetiva para criticar que un Clase A montase este propulsor, más teniendo en cuenta que la fiabilidad del motor de origen Renault no es mala, pero el tema del prestigio juega una mala pasada en este tipo de alianzas. Como consecuencia de la controversia que generó esta decisión, Mercedes ha decidido motorizar a la versión de acceso de su compacto con un bloque de la propia marca (el mismo de 1.950 cm³ de sus hermanos mayores A 200 d y A 220 d) con un nivel de potencia de 116 CV. Otra de las consecuencias de esta decisión es que la opción del cambio automático pasa a ser de 8 velocidades (de Daimler) en vez de las 7 que tenía la anterior 7G-DCT de Getrag. Pese a tener la misma potencia que el motor sustituido, las prestaciones del A 180 d han mejorado: desarrolla un par motor de 280 Nm (antes 260 Nm) y alcanza los 100 km/h desde parado en 9,5 segundos.

Otro asunto que suele ser visto de mejor forma es el desarrollo conjunto de motores y plataformas. En las versiones de gasolina, el motor de 1.333 cm³ ha sido fabricado conjuntamente y posteriomente cada fabricante decide ciertos componentes periféricos. Dicho desarrollo en paralelo permite que no haya un origen claro y que los criticos lo tengan más complicado para arremeter contra este tipo de prácticas empresariales. También es cierto, en descarga de Mercedes, que existen multitud de fabricantes que comparten motores, pero en este caso la firma bávaro ha tardado en darse cuenta que no es lo mismo que Seat y Volkswagen compartan mecánicas, a que un fabricnate premium se asocie con un generalista.

A180d (5)

mercedes clase A

En definitiva, si tenemos en cuenta razones de prestigio o distinción se puede entender la negatividad que generó en el Clase A el motor de Renault, pero no hay que olvidar que un vehículo no es sólo el motor y que, con permiso del fabricante galo, el estandar de calidad de Mercedes para el Clase A se encuentra por encima del Megane, por poner un ejemplo. A nivel de confort de suspensión, calidad de rodadura, aislamiento y materiales de interior no hay duda de la superioridad de Mercedes.


¿Quieres participar? Escribe un comentario ahora.